Osmosis Inversa

La osmosis inversa es el proceso más empleado para la desmineralización del agua, las membranas de osmosis inversa tienen la propiedad de rechazar hasta el 99.5% de las sales del agua, lo que la convierte en la alternativa más económica para éste fin. Esta tecnología permite también el rechazo del 100% de las bacterias de cualquier tipo. Su aplicación abarca una gran cantidad de giros industriales como la generación de electricidad, la industria embotelladora, la refresquera, la cervecera, del papel, del acero, automotriz, textil, petroquímica, electrónica, farmacéutica, etc.

osmosis